NC State Extension Publications

 

Las cabras se reproducen estacionalmente y en nuestra región la estación reproductiva GENERALMENTE se extiende desde septiembre a febrero, aunque ocurren excepciones. En ciertas razas de cabras lecheras (Saanen, Alpina, Nubia) existen indicaciones de que algunas hembras tienen la habilidad de reproducirse fuera de estación y tan temprano como julio, si se alojan o pastorean con un macho. Razas orientadas a producción de carne como la Pygmy y la Tennessee Stiffleg, así como la Boer, aparentemente tienen la habilidad de reproducirse fuera de estación. Dos factores que juegan un rol importante en la habilidad de reproducirse fuera de estación, son el piano nutricional, la condición corporal y el estímulo de un macho.

La separación de las cabras de los machos es crucial en el desarrollo de programas de reproducción exitosos, así como lo son los recursos alimenticios y las demandas del mercado. La mejor alternativa para la separación, es el desarrollo de una pastura segura para los machos. El potrero de los machos debe estar lo suficientemente lejos, del plantel de hembras reproductoras ya que el olor emitido por glándulas situadas detrás de la base de los cuernos, inducirá el estro en las cabras. Esto es llamado "Efecto del macho cabrío". Este efecto es una buena estrategia para sincronizar de manera natural a las cabras reproductoras al inicio de la temporada reproductiva.

En las cabras, el celo puede ser inducido con la exposición estratégica de hembras en anestro a machos intactos. Esta respuesta es dependiente del anestro estacional y está asociada con una primera ovulación dos o tres días después de la introducción del macho. La primera ovulación es usualmente silente y de baja fertilidad. La secunda ovulación cinco días mas tarde es acompañada de un estro fértil. La respuesta al efecto del macho está influenciada por la agresividad sexual del macho, la intensidad de la estimulación y la condición corporal de la hembra. Contactos inmediatos resultan en una mayor respuesta que contactos en el área de la cerca o contactos intermitentes. Las ferohormonas responsables de inducir el estro, están presentes en el pelaje del macho, pero no en la orina, y no están asociadas con el olor del macho durante la estación de montas.

Durante la estación reproductiva, las cabras entran en celo o estro aproximadamente cada 18 a 22 días. Las cabras en celo se tornan bulliciosas y algunas balan ruidosamente como si sintieran dolor. El constante movimiento lateral de la cola es otro signo del celo. Adicionalmente, la vulva puede estar ligeramente hinchada y enrojecida y el área alrededor de la cola puede estar húmeda y sucia como consecuencia de descargas vaginales. Otros signos de celo son el decaimiento en el apetito y el incremento de las emisiones urinarias. Las cabras en celo también son fácilmente identificadas si un macho maduro y oloroso se acerca a la cerca. Ellas caminarán sin descanso a lo largo de alojamiento en busca de una vía para alcanzar al macho o estar cerca de la cerca. Finalmente, una cabra en celo puede montar otra hembra, como si fuera un macho o dejar que otra hembra la monte.

A pesar de todos ésos signos, es todavía posible dejar de percibir un celo. En general, la gente que más problemas tiene identificando un celo es la que tiene una o dos cabras. En algunas ocasiones, es muy útil juntar a un grupo de cabras con un macho vasectomizado para detectar el estro. El macho vasectomizado es estéril, debido a que los conductos que conducen el semen desde los testículos hasta el pene fueron cortados quirúrgicamente. Sin embargo, su libido e interés en cruzar permanecen inalterados. Un animal intersexual exhibiendo órganos reproductivos fem eninos con un clítoris alargado pero con comportamiento de macho, ha sido usado para detectar celos en la Unidad Educacional de Cabras de Carne en NCSU. Los animales usados en la detección de estros, pueden llevar un arnés conteniendo un creyón que marcará a las hembras en celo cuando ellas sean montadas. Si el plantel es revisado dos veces al día, las hembras marcadas pueden ser separadas y apareadas con el reproductor apropiado.

La duración del estro varía entre 12 a 48 horas. Dentro de este período, la hembra es totalmente receptiva (se para firmem ente cuando el macho intenta montarla) por aproximadam ente 24 horas. En ocasiones, algunas cabras no hallan al macho sexualmente atractivo y no se paran para ser servidas. La ovulación ocurre usualmente entre 12 a 36 horas desde el inicio del período en que la hembra es totalmente receptiva. Al inicio del ciclo estral, la descarga vaginal es clara y sin color, tornándose progresivamente más blanca y más opaca hacia el final del período receptivo.

Para servicios exitosos, las cabras y los machos deben mantenerse juntos por 40 a 45 días, el tiempo necesario para que las cabras completen dos ciclos estruales. Para obtener los mejores resultados se recomienda una relación de 20 a 30 hembras por macho. Las hembras alcanzan la pubertad y pueden estar listas para el servicio entre los 7 y 10 meses de edad. Sin embargo, no deben ser servidas hasta que alcancen entre el 60 al 75% de su peso adulto esperado, ya que de otra m anera, su crecimiento podría verse afectado. De allí que, en la decisión de cuando servir a las cabras deben considerarse su edad y tamaño, pero también el servicio anterior y su condición corporal. También debe tomarse en consideración la estación, ya que los cabritos que nazcan en los meses cálidos de primavera y verano, no prosperaran y tendrán más problemas de salud, que aquellos que nazcan durante las épocas más frías del año.

Las cabras de carne son a menudo servidas cada 8 meses. Un programa de servicios tan frecuentes requiere un excelente manejo, buena nutrición y razas que efectivamente se crucen fuera de estación. Sin embargo, servicios una sola vez al año, provocaran un incremento en el tamaño de la camada por servicio, y por vida de la cabra, ya que se proporciona m as tiempo a la cabra para am amantar a los cabritos que crecen m as rápido, y se permite a la cabra un descanso para recuperar su condición corporal para la próxima estación de servicios.

Authors

Extension Specialist (Goats & Forage Systems)
Crop and Soil Sciences
Research Associate
Animal Science

Publication date: Jan. 1, 2004

There is an alternate English language version of this document here: Heat Detection and Breeding in Meat Goats

North Carolina State University and North Carolina A&T State University commit themselves to positive action to secure equal opportunity regardless of race, color, creed, national origin, religion, sex, age, veteran status or disability. In addition, the two Universities welcome all persons without regard to sexual orientation.