NC State Extension Publications

 

La reproducción es un aspecto de mucha importancia en el manejo de un sistema de producción de caprinos. Preparar a los reproductores, machos y hembras, para la estación de montas puede tener una gran influencia en los resultados y en la rentabilidad de la unidad productiva.

Porque la condición corporal afecta la eficiencia reproductiva de su rebano?

A medida que la estación reproductiva se acerca, los productores deben preocuparse de la condición corporal de las cabras. Las cabras no deben dejarse enflaquecer o engordar demasiado. Si las cabras están muy flacas, habrá fallas en la reproducción, baja tasa de nacimiento de mellizos, bajas tasas de destete e inclusive problemas de parto. Las cabras con sobrepeso pueden sufrir toxemia de preñez, pero la grasa es rara vez un problema.

El termino condición corporal se refiere a la condición de carnes de un animal. Debido a que el potencial más grande de las cabras es pastorear junto a los bovinos, hemos desarrollado una escala graduada de 1 a 9, adaptada del sistema de ganado de carne en Carolina del Norte. En esta escala, un animal flaco recibe una calificación entre 1 y 3, moderado de 4 a 6, y gordo de 7 a 9. En la mayoría de las situaciones, las cabras deben estar en una calificación entre 4 y 7. Calificaciones de 1 a 3 indican problemas y calificaciones entre 8 y 9 son casi nunca vistas en cabras. La calificación ideal de la condición corporal (CCC) justo antes de la estación reproductiva es entre 5 y 6 para maximizar el número de cabritos nacidos. El asignar una CCC a un animal simplemente mirándolo puede ser equivocado. Debe tocarse al animal. El área más fácil para tocar a un animal para determinar su condición corporal, es el área de las costillas, a cualquier lado del espinazo, recorriendo la mano sobre esa área y presionando hacia abajo con algunos de los dedos. Haciéndolo, uno es capaz de determinar la cantidad de grasa que cubre las costillas.

En general cabras en buena condición (CCC= 5 o 6), tendrán un espesor de grasa de no más de .05 a .08 pulgadas sobre el lomo y .03 a .05 pulgadas sobre el espinazo. Otras áreas para evaluar un animal son los hombros, las puntas de la cola, los muslos, el borde del lomo y el espinazo. Estas cabras tendrán una apariencia suave y las costillas no serán visibles. El espinazo y los bordes del lomo se sentirán al presionar, pero serán suaves y redondeados y se sentirán esponjosos al tacto. Alguna cobertura de grasa se siente sobre el ojo del musculo. Las cabras en condiciones pobres (CCC= 4 o menos) se ven angulares, las costillas son visibles, y el espinazo y los bordes del lomo son agudos y se sienten fácilmente. Ninguna o ligera cobertura de grasa se siente sobre el ojo del músculo.

La práctica es esencial; use sus animales para practicar. Una forma fácil de practicar es seleccionar dos grupos de animales, unos que estén gordos y otros que estén flacos, para captar el contraste de CCC extremas. Luego, introduzca un pequeño grupo de animales y compare su CCC con la de los animales de condición corporal extrema. Los productores deben desarrollar el ojo y el tacto para calificar a sus animales, y esforzarse por mantener una CCC moderada en su plantel.

Cuando la condición corporal comienza a decrecer, esto es signo de que suplemento alimenticio es necesario o de que los animales deben ser movidos a pasturas de mejor calidad. Esperar a que las cabras estén flacas para mejorar sus condiciones alimenticias puede conducir a grandes pérdidas de producción e incrementará los costos alimenticios.

El productor también debe preocuparse de la condición corporal de los machos. Si los machos están sobrealimentados y se vuelven muy gordos, (CCC=7 o más) podrían perder su libido. De igual forma, m achos flacos (CCC=4 o menos) al inicio de la temporada de monta pueden no tener suficiente energía para servir a todas las hembras. Debido al incremento en la actividad, y a la disminución del consumo de alimento durante la temporada de servicios, los m achos reproductores probablemente perderán peso. Por lo tanto, ellos requieren estar en buena condición corporal (BCS=6) y en buena forma antes que se inicie esta temporada de m onta.

Las cabras preñadas no deben tener una calificación de 7 o más cuando se aproximan al final de la gestación debido al riesgo de toxemia de preñez y de partos difíciles. Adicionalmente, una calificación de 5 a 6 al momento del parto no debe decrecer muy rápidamente durante la lactancia.

La calificación de la condición corporal es también utilizada para determinar cuándo suplementación (flushing) será beneficiosa para las cabras reproductoras.

Flushing significa incrementar el nivel de alimentación de las cabras reproductoras, principalmente en energía, ofrecidos a la hembra un mes antes del servicio, para incrementar el peso corporal, la tasa de ovulación, y con suerte el tamaño de la camada. El incremento de energía ofrecida a las cabras reproductoras debe continuar a través de toda la estación reproductiva y por aproximadamente 30 a 40 días después de retirar los machos, para lograr una adecuada implantación de los fetos en el útero. Cabras en extremadamente buena condición (CCC=7) tenderán a no responder al flushing. Por otra parte, las cabras que están en una condición relativa pobre (CCC=4 o menor) como resultado de pasturas de verano de mala calidad, alta infestación de parásitos, parición tardía de mellizos o trillizos, responderán favorablemente al flushing mejorando su condición corporal.

El flushing, puede ser alcanzado moviendo las cabras reproductoras a una pastura de buena condición nutritiva, 3 a 4 semanas antes de la introducción de los machos. Este método de costo efectivo es subutilizado en el sureste de los Estados Unidos donde el forraje es abundante. Otro método es ofrecer media libra al día de un suplemento altamente energético. El maíz, es el grano más usado para flushing; asimismo, la semilla entera de algodón es otro suplemento altamente energético de bajo costo, y con alto contenido proteico. Siendo la m eta incrementar el consumo y el peso corporal, las cabras reproductoras deben agruparse de acuerdo a su CCC y ser alimentadas consecuentemente para primero mejorar su condición corporal, y luego mantenerla.

Que otras medidas incrementaran la eficiencia reproductiva?

Muchas otras medidas de importancia afectaran indirectamente los servicios, como el recorte de las pezuñas, las desparasitaciones, el empleo del “efecto Macho Cabrío” para sincronizar a las cabras y las vacunaciones.

  1. Recorte de las pezuñas
    Las patas y pezuñas deben revisarse con detenimiento para detectar lesiones, sobre crecimientos de las pezuñas y fuentes de extraños olores que podrían estar relacionados con infecciones o podredumbre en las extremidades. Debe iniciarse el recorte de las pezuñas semanas antes del inicio de la estación de monta, con el objeto de asegurarse que los animales se encontraran en la mejor de las condiciones durante este período de incremento de actividad. El macho en particular debe recorrer una gran extensión de terreno. Los machos que cojean o que tienen problemas en las pezuñas montaran sólo esporádicamente o a veces nunca. De manera similar, las cabras cojas puede que no permitan que las monten.
  2. Agrupamiento de los animales
    Las cabras son animales muy sociables y deben ser agrupados varias semanas antes de la estación de monta, de manera que las jerarquías puedan ser establecidas. Formar los grupos justo antes de la estación de monta interrumpirá la jerarquía de los animales. Las peleas consecuencia del intento de establecer un nuevo orden en grupos recién formados sería una fuente de estrés y podría afectar adversamente la eficiencia reproductiva.
    Las cabras jóvenes deben haber alcanzado aproximadamente entre el 70 y el 75% de su peso adulto estimado, para ser servidas exitosamente sin afectar negativamente su talla adulta.
  3. Desparasitaciones
    Los animales que tienen el pelo áspero, están delgados, con aspecto desgreñado y no ganan peso, pueden tener una alta infestación de parásitos. Esos animales no serán buenos reproductores. Por lo tanto, es aconsejable desparasitar el plantel reproductor (machos y hembras) antes del flushing y/o la introducción de los machos.
    Desparasitar a machos y hembras antes del inicio de la estación de monta, es una herramienta importante de manejo. Si se ha planeado realizar flushing, es aconsejable desparasitar antes de llevarlo a cabo. Hembras con parásitos no mejoraran su calificación de condición corporal durante el período de flushing, y como consecuencia puede que no incrementen la tasa de ovulación. Además, las hembras con parásitos no se sirven bien, o puede que no se sirvan de ninguna manera, o pueden concebir y abortar más tarde.
  4. El efecto macho
    La separación de machos y hembras, es clave en el desarrollo de programas de mejoramiento genético, que deberían estar acompañados con programas de suplementación alimenticia y con análisis de las demandas del mercado. La mejor manera para separar a machos y hembras es desarrollar pastizales seguros para los machos. Los potreros de los machos, deberán estar suficientemente lejos del rebaño de cabras reproductoras, de manera que el macho no pueda intentar atravesar la cerca para alcanzar a la hembra en celo.
    En los caprinos, el estro puede inducirse con la exposición estratégica de hembras en anestro a machos intactos. Esta respuesta depende de la profundidad del anestro estacional, y se asocia con una primera ovulación 2 a 3 días después de la introducción del macho. La primera ovulación es usualmente silente y de baja fertilidad. La segunda ovulación cinco días más tarde es acompañada por un estro fértil. La respuesta al efecto del macho, está influenciada por la agresividad sexual del m acho, la intensidad de la estimulación y la condición corporal de la cabra. Contactos inmediatos resultan en una mayor respuesta que contactos a través de la línea de la cerca o contactos intermitentes. La ferohormona responsable de inducir el estro, se encuentra presente en el pelo del macho, pero no en su orina, y no está asociada con el característico olor del macho cabrío durante la estación de servicio.
  5. Vacunaciones
    Aunque algunos productores no han tenido problemas implementando un programa de vacunaciones, es recomendable que las cabras estén vacunadas contra enterotoxemia y tétano. Por dos veces al año las cabras reproductoras deberían ser vacunadas antes del inicio de la estación de montas y 4 a 6 semanas antes del parto. Si se vacunan una sola vez al año, es preferible vacunarlas antes del parto ya que de esta manera se transfiere a las crías cierta inmunidad.

La opción de vacunas es la siguiente:

  1. Clostridium perfringens Tipos C y D y Toxoide tetánico en una sola vacuna, contra la enterotoxemia y el tétano. Esta vacuna esta etiquetada para caprinos.
  2. Vacuna clostridial multivalente (vacuna de 8 vías). Un ejemplo de una vacuna de este tipo, etiquetada para ovinos es Covexin 8. Covexin 8 es una vacuna más reactiva y causa una mayor incidencia de reacciones adversas en el área donde se realiza la inyección. Covexin 8 puede ser usado en rebaños en los cuales pueden haberse tenido problemas con “pierna negra” y edema maligno. Aunque estas dos enfermedades son comunes y costosas en bovinos y ovinos, aun no son muy comunes en caprinos.

Esta el Macho Listo Para Los Servicios?

Los machos son examinados fácilmente, pero esto no garantiza que se encuentren sanos desde el punto de vista reproductivo. Un macho sano un año puede no estarlo el próximo. El resultado de emplear un macho que no se encuentre sano, es una reducción en la tasa de parición y en los beneficios económicos.

Es una buena idea chequear a los machos para ver si orinan normalmente y también para ver si demuestran signos de comportamiento sexual a medida que se aproxima la temporada de servicios. Para una evaluación más detallada, siente al macho sobre sus ancas. Con la parte trasera de su cabeza descansando sobre su muslo, examine los testículos. Deberían ser aproximadamente del m ismo tamaño, firmes al tacto y no presentar masas. La presencia de anormalidades testiculares podría indicar que el macho no está sano para la reproducción.

Luego examine el prepucio y el pene si logra sacarlo, ya que se requiere de cierta experiencia para empujar el prepucio hacia abajo y sacar el pene. El pene debe ser chequeado para ver si presenta ulceraciones, y el apéndice en forma de gusano fino no debe presentar endurecimientos en ninguna parte. La presencia de pequeños abultamientos duros podría ser indicativo de piedras urinarias, condición también llamada cálculos urinarios. Un macho del cual se sospechan problemas reproductivos, bien en los testículos o en cualquier parte del pene, debería ser examinado por un veterinario antes de permitírsele servir a una cabra.

Cuanto Debería Durar La Estación De Monta?

Durante la estación de monta, machos y hembras deberían estar juntos por 40 a 45 días, el cual es el término de tiempo necesario para que la cabra complete dos ciclos estruales. Una relación de 20 a 30 cabras por macho se recomienda para obtener los mejores resultados reproductivos.

Authors

Extension Specialist (Goats & Forage Systems)
Crop and Soil Sciences
Research Associate
Animal Science

Publication date: Jan. 1, 2004

There is an alternate English language version of this document here: Preparing Meat Goats for the Breeding Season

North Carolina State University and North Carolina A&T State University commit themselves to positive action to secure equal opportunity regardless of race, color, creed, national origin, religion, sex, age, veteran status or disability. In addition, the two Universities welcome all persons without regard to sexual orientation.