NC State Extension Publications

Introducción

El ectima contagioso, comúnmente llamado boca costrosa, es una enfermedad contagiosa de caprinos y ovinos causada por un virus del genero parapoxvirus. La enfermedad recibe otros nombres tales como: dermatitis pustular contagiosa, estomatitis pustular contagiosa, orf, boca costrosa, estomatitis ulcerativa y boquera.

El ectima contagioso es común en caprinos en el mundo entero, y puede producir, dolorosas, espesas lesiones con costras en los labios y las encías. Los caprinos infectados usualmente se curan completamente, sin cicatrices después de una a cuatro semanas. Sin embargo, en casos severos la ocurrencia de infecciones secundarias puede prolongar este periodo. El consumo de alimento puede deprimirse originando pérdida de peso.

El ectima contagioso no se limita a la boca. Un cabrito con lesiones puede transmitir la infección a las tetas de la madre durante el amamantamiento. Las lesiones que aparecen en la ubre son dolorosas, y la cabra puede impedir que la cría mame y provocar que aparezca mastitis. La enfermedad puede también transmitirse de animales infectados a otros animales. Adicionalmente, las costras los cuales han contaminado el ambiente pueden ser otra fuente de infección. Los equipos de ordeño y el material de cama contaminado por las cabras infectadas pueden ser otras fuentes de infección. Las lesiones presentan costras, y pueden secundariamente infectarse con bacterias tales como estafilococos y otras. En los casos en los cuales las infecciones secundarias son severas, se recomiendan antibióticos. A pesar de que los labios y las encías son las áreas principalmente afectadas, se han reportado lesiones en la cara, orejas, banda coronaria??, escroto, tetas, vulva, cuello, pecho y flancos.

El virus que causa la enfermedad, es muy resistente y persiste por largos periodos lejos del hospedero en las costras secas de un animal infectado. La recuperación de la enfermedad proporciona inmunidad por lo menos por un año. La transmisión de inmunidad de la cabra al cabrito por medio del calostro no ha sido totalmente comprobada. Los cabritos muy jóvenes severamente afectados pueden morir.

Diagnostico

El diagnostico usualmente se basa en la apariencia clínica. Las pruebas de laboratorio pueden ser empleadas para confirmar la enfermedad.

Tratamiento

En casos leves, puede no ser necesario aplicar tratamiento, en los casos más severos la aplicación de ungüentos suavizantes puede ayudar. Es importante asegurarse de que los animales afectados estén comiendo y bebiendo. Alimentos suaves y palatables pueden ayudar a mantener el consumo de alimento. Si las infecciones secundarias son severas puede ser necesario emplear antibióticos. Las cabras lecheras con lesiones en las ubres deberán ordeñarse de últimas y aplicar un ungüento antiséptico a la ubre para controlar la proliferación bacteriana hasta que ocurra la recuperación.

Prevención

Existen vacunas comerciales para caprinos y ovinos que han sido valiosas en determinadas circunstancias. Estos productos siempre deberían ser utilizados de acuerdo a las recomendaciones del fabricante, reportadas en las etiquetas y después de haber consultado con el médico veterinario o el experto en salud animal. Las vacunas son preparados de virus vivo atenuado (básicamente costras molidas o cepas de cultivos de tejidos. En consecuencia, al vacunar a un rebaño sano, se está introduciendo el virus al mismo, y debe llevarse a cabo teniendo en consideración este hecho. La aparición de costras en el lugar de la aplicación de la vacuna después de 1 a 3 días indica que la vacuna “está pegando”. Para cabras que son mostradas frecuentemente en ferias, la vacunación previene la ocurrencia de un brote durante la estación de ferias. Sin embargo, es importante vacunar los animales como mínimo seis semanas antes, de manera que las costras de la vacuna hayan desaparecido antes del primer show. Luego de la vacunación se requieren de dos a tres semanas para que ocurra una adecuada inmunización. La vacuna se aplica en un área protegida, sin pelo, tales como el interior de la oreja, debajo de la cola, y otros.

Puede que no haya inconveniente vacunar animales preñados, ya que no se han reportado que la vacuna

provoque abortos. Sin embargo, el estrés de llevar animales preñados a los corrales de manejo y de la propia vacunación podría potencialmente inducir el aborto en algunos animales. Los animales vacunados podrían proveer cierta inmunidad con el calostro a sus crías.

Sin embargo, esta inmunidad es de corta duración, y la vacunación debe orientarse en vacunar a todos los grupo de cabritos recién nacidos. En algunos programas, la revacunación anual de hembras en avanzada etapa de gestación se lleva a cabo junto con la vacunación del nuevo grupo de cabritos.

La desinfección de los corrales luego de que hayan desaparecido todas las lesiones, es recomendable en el caso de que el dueño de un rebaño infectado escoja no seguir un programa rutinario de vacunación.

Preocupaciones de salud humana

El virus del ectima contagiosos puede infectar al hombre. Las personas que manejan animales infectados o que estén vacunando caprinos u ovinos deben emplear guantes cada vez que manipulen a estos animales o a la vacuna de manera de protegerse contra la infección.

Sumario

El ectima contagioso es una enfermedad viral contagiosa, que produce lesiones espesas en los labios y encías, pudiéndose observar en las ubres u otras áreas. La enfermedad usualmente sigue su curso en una a cuatro semanas, exceptuando cuando ocurren infecciones secundarias. El tratamiento es de poca ayuda. La aplicación de ungüentos suavizantes, y el uso de alimentos suaves y palatables puede ayudar a mantener elevado el consumo de alimento. Existen disponibles vacunas para caprinos y ovinos. Sin embargo, debido a que la vacuna es un producto de virus vivos, vacunar a un rebaño sano introducirá la enfermedad al mismo. Las personas que estén aplicando la vacuna o manipulando animales infectados deberán utilizar guantes en todas las ocasiones.

Authors:

Extension Specialist (Goats & Forage Systems)
Crop and Soil Sciences
Research Associate
Animal Science

Publication date: Jan. 1, 2009

There is an alternate English language version of this document here: Controlling Sore Mouth in Meat Goats

North Carolina State University and North Carolina A&T State University commit themselves to positive action to secure equal opportunity regardless of race, color, creed, national origin, religion, sex, age, veteran status or disability. In addition, the two Universities welcome all persons without regard to sexual orientation.