NC State Extension Publications

 

La horticultura (o cultivo de huertos) es cada vez más popular como pasatiempo y como fuente de alimentos. Plantar semillas o trasplantar, ver las plantas crecer hasta la madurez y cosechar los frutos de nuestro trabajo nos satisface. Además, la horticultura es una buena fuente de ejercicio y produce bocadillos y alimentos sanos como beneficios adicionales.

Cultivo en macetas de verduras para ensalada.

Cultivo en macetas de verduras para ensalada.

Anne Moyer  CC BY-NC-ND - 4.0

Introducción

La horticultura consiste en seleccionar un sitio, planificar el huerto, preparar la tierra, escoger las semillas y los trasplantes, sembrarlos y plantarlos, y cultivarlos hasta que estén listos para la cosecha. El resultado final son frutas y verduras frescas para comer, compartir o vender.

Toda persona dispuesta a invertir tiempo en cuidar las plantas todos los días o cada dos días puede cultivar un huerto. Esto no requiere de mucho dinero, tiempo o talento, aunque tener un poco de cada uno de estos factores es útil. Con paciencia y práctica sus habilidades mejoran año tras año. No se desanime si el primer intento no es un gran éxito.

Para cultivar verduras se necesita un poco de espacio, pero no necesariamente acres. Los huertos se pueden hacer en la tierra o en canteros (o cama de cultivo) pero esto no es indispensable. Muchas verduras se pueden cultivar en contenedores. Por ejemplo, se puede cultivar suficiente lechuga para una ensalada en una maceta de 12 pulgadas en la terraza o patio de atrás. Agregue rábanos y zanahorias, también cultivados en contenedores de 12 pulgadas, para darle sabor y dulzor, y ya tiene bien empezada una deliciosa ensalada.

El éxito, sin embargo, requiere más que un lugar para cultivar. Las verduras necesitan luz sol, agua, aire, tierra, fertilizante y cuidados.

Selección del sitio

Escoja un sitio conveniente a pleno sol con acceso fácil al agua y en una tierra fértil y con buen drenaje. Evite los lugares cerca de árboles y arbustos grandes, que competirán con el huerto por la luz de sol, el agua y los nutrientes.

Luz de sol. La mayoría de las verduras necesitan al menos ocho horas de luz de sol directa. Las plantas que se cultivan por sus hojas –lechuga, col rizada, acelgas y espinacas– y las plantas que se cultivan por sus raíces de almacenamiento (rábano, nabo y betabel/remolacha) pueden cultivarse con tan solo seis horas de luz de sol, pero es mucho mejor con ocho horas o más. Las plantas que se cultivan por su fruta –tomate, calabaza y pepino–, necesitan al menos ocho horas y les va mejor con 10 horas de luz de sol.

Agua. Uno de los aspectos más importantes de la horticultura es el agua, que puede representar hasta el 90 por ciento del peso de la planta. El agua es pesada y difícil de mover, por lo tanto, ubique el huerto cerca de un suministro de agua potable, para que sea fácil regar el huerto adecuadamente. Arrastrar una manguera cientos de pies o llevar cubetas de agua por todo el patio cada dos o tres días aumenta en gran medida el trabajo que requiere el huerto. En promedio, las verduras necesitan una pulgada de agua por semana, y se deben regar solo para complementar lo que no les da la lluvia. Riegue la tierra, no la planta. Muchas enfermedades se contagian al salpicar agua sobre las hojas. El exceso de agua también puede causar problemas de insectos y enfermedades, y llevarse los nutrientes, lo cual convierte este valioso recurso del huerto en contaminante de arroyos cercanos.

Planificación

La horticultura no es simplemente plantar una semilla o una planta y verla crecer. Una vez que se escoge un sitio, hay varias preguntas que se deben considerar en la fase de planificación.

¿Qué tipo de huerto?

Las posibilidades incluyen huertos en contenedores, canteros elevados, hileras tradicionales, plantaciones intensivas, etc.

Huertos en contenedores. Muchas verduras se pueden cultivar en contenedores que sean suficientemente profundos como para acomodar su sistema de raíces. Los envases pueden variar de tamaño desde una maceta de 12 pulgadas hasta medio barril de whisky. Cuanto más grande sea el contenedor, más fácil será obtener buenos resultados. Cuanto más grande es la planta madura, más grande debe ser el contenedor. Las verduras que prosperan en contenedores son frijol, betabel, zanahorias, berza, pepino, berenjena, ajo, col rizada, puerro, lechuga, hojas de mostaza, chícharos, pimientos, papas, espinacas, calabazas, acelgas y tomates. Mezcle y combine las verduras en un recipiente para obtener una cosecha más bella. Los contenedores requieren riego más frecuente que los huertos en tierra, especialmente a medida que las plantas crecen y requieren más agua. Los sistemas de riego por goteo conectado a un temporizador (o sistemas de riego por goteo automático) son ideales para los huertos en contenedores.

Canteros elevados. Se puede usar una variedad de materiales para construir canteros elevados, pero no use materiales que puedan pasar sustancias químicas a la tierra, tales como durmientes de vía férrea viejos. La tierra en canteros elevados se calienta más rápidamente en primavera y conserva el calor durante más tiempo en el otoño. Las verduras en canteros elevados requieren riego más frecuente que las de un huerto en tierra. Cuando se planifican y se plantan adecuadamente, los canteros elevados de 4 pies por 8 pies pueden producir una buena parte de las frutas y verduras para una o dos personas. Los enrejados permiten hacer horticultura vertical y aumentan el espacio disponible para las plantas de enredadera, como pepinos y frijoles.

Aplique técnicas intensivas de horticultura para optimizar el uso del espacio. La siembra sucesiva también contribuye a maximizar las cosechas de un cantero elevado en un lugar pequeño.

Huertos en tierra. Los espacios grandes les permiten a los horticultores cultivar en hileras tradicionales o en canteros. Aunque es más fácil plantar, cosechar y hacer otras tareas agrícolas con un tractor en un campo en hileras, sembrar en un cantero permite aprovechar mejor el espacio disponible. Inicialmente los canteros pueden requerir un poco más de mano de obra para plantar. Pero cuando se planta correctamente, los canteros reducen la necesidad de deshierbar más adelante en la temporada. También se pueden plantar verduras en canteros ornamentales.

Si desea trabajar más tierra, explore las oportunidades que ofrecen los huertos comunitarios. En la Guía de Huertos Comunitarios de Carolina del Norte (NC Community Gardens Directory) hay una lista de huertos comunitarios activos.

Sin importar el estilo de huerto que escoja, comience con uno pequeño. Plante solo el espacio que pueda trabajar con alegría. El huerto debe ser entretenido y fascinante, no una tarea que debe temerse y evitarse. Comience poco a poco, mejore la tierra, controle las malezas y expanda el huerto a medida que aumentan sus habilidades e intereses.

¿Qué plantar?

Cultive lo que le gusta comer. Si tiene poco espacio, concéntrese en verduras que le den una mayor cosecha en proporción al esfuerzo o trabajo requerido, tales como frijoles, tomates, tubérculos y verduras de hoja verde. Si le gusta cocinar alimentos poco comunes, pruebe verduras caras o difíciles de encontrar en el mercado, como las lechugas especiales o el bimi.

En Carolina del Norte, la mayoría de las verduras se cultivan como plantas anuales, pero también se cultivan plantas bienales y plantas perennes. Las verduras se agrupan por temporada de crecimiento:

  • Anuales de temporada fría. Siémbrelas a principios de primavera y principios de otoño. Estas plantas son resistentes al frío y florecen en primavera y otoño cuando la temperaturas están a menos de 70°F: betabel, brócoli, col de Bruselas, repollo, zanahoria, coliflor, berza, col rizada, colinabo, lechuga, mostaza, cebolla, chícharo, papa, rábano, nabo sueco, espinaca, acelga y nabo.
  • Anuales de temporada cálida. Siémbrelas después de la última helada de primavera, cuando la tierra se haya calentado. Estas plantas son sensibles a las heladas y florecen en verano cuando las temperaturas están a más de 70°F: frijol, melón, maíz, pepino, berenjena, okra, pimiento, calabaza, frijol carita, calabaza amarilla, camote, tomate y sandía.
  • Los cultivos bienales como las alcachofas crecen el primer año y luego florecen, dan fruto y mueren el segundo año.
  • Los cultivos perennes como el espárrago y el ruibarbo viven durante muchos años una vez establecidos.

Para buscar las variedades recomendadas para su huerto conforme a los informes científicos de ciudadanos, vaya al sitio web Variedades de Verduras para Horticultores (Vegetable Varieties for Gardeners) de la Universidad de Cornell.

¿Cuándo plantar?

Planee producir todo el año mediante siembra sucesiva.

Primavera. Plante verduras de estación fría al principio y verduras de estación cálida al final de la primavera. Cubra las plantas con una caja contra el frío o una tela contra la helada para comenzar más temprano en la temporada.

Verano. Las cosechas de estación fría producirán flores y semillas antes de tiempo a medida que los días se alargan y las temperaturas aumentan. Cubra las plantas con tela de sombra para protegerlas y prolongar la temporada. Los cultivos de estación cálida plantados al final de la primavera crecerán hasta las primeras heladas del otoño. Al final del verano, siembre cultivos de estación fría para el otoño.

Otoño. Los cultivos de estación fría establecidos al final del verano continuarán creciendo a temperaturas moderadas y bajo cero.

Invierno. Los cultivos resistentes al frío (como la col rizada, la berza y las hojas de nabo) plantados en otoño tal vez puedan sobrevivir el invierno. En lugares fríos, cubra las plantas con una caja contra el frío o una tela contra la helada para extender la temporada.

Para ver fechas específicas de siembra, consulte con el Centro de Extensión de su condado. También puede consultar el Calendario de Siembra de Verduras (Vegetable Planting Calendar) para la región central de Carolina del Norte publicado por Extensión de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (NC State Extension Center). Ajuste los datos según la región plantando dos semanas antes en la llanura costera y las dunas, y dos semanas más tarde en las montañas.

Programar cuándo plantar y cuándo cosechar se puede hacer de varias maneras efectivas. Uno de los métodos que numerosos horticultores y agricultores implementan es escribir las fechas de siembra y fechas de cosecha previstas en un calendario. Otro método es escribir fechas previstas de siembra y cosecha en un diagrama del huerto. Saber cuándo se va a cosechar un lote ayuda a planificar cuándo se puede plantar otro cultivo en ese espacio. Este método de planificación permite administrar un espacio pequeño para poder desarrollar todo su potencial.

¿Cómo organizar el huerto?

Si planta en hileras, trácelas a lo ancho de la ladera o pendiente para reducir la erosión. Si hay poca o ninguna pendiente, la orientación de norte a sur permite aprovechar al máximo la luz de sol. Al plantar, agrupe los cultivos altos (maíz, okra y girasoles) y las enredaderas enrejadas (chícharos/arveja y frijoles) en el lado norte del huerto para que no les hagan sombra a las plantas más bajas.

No favorezca la acumulación de plagas de insectos y enfermedades cultivando los mismos tipos de plantas en el mismo lugar año tras año. En su lugar, planifique una rotación de cultivos de tres a cuatro años para cada cantero o lote de huerto a fin de evitar que los cultivos de la misma familia de plantas se siembren en el mismo espacio sucesivamente (Tabla 1).


Tabla 1. Verduras comunes divididas en familias de plantas.

FAMILIA DE VERDURAS

VERDURAS Y CULTIVOS DE COBERTURA

Zanahoria, (Apiaceae)

zanahoria, apio, perejil, pastinaca/nabo blanco

Quinhuilla, (Chenopodiaceae)

betabel, espinaca, acelga

Pasto (Poaceae)

cebada, maíz, avena, centeno, sorgo, trigo

Malva (Malvaceae)

okra o quingombó

Mostaza (Brassicaceae)

Bok choi, brócoli, col de Bruselas, repollo, coliflor, repollo chino, berza, col rizada, colinabo, hojas de mostaza, pak chio, rábano, colza, nabo sueco, nabo

Solanácea (Solanaceae)

berenjena, pimiento, papa, tomatillo, tomate

Cebolla (Alliaceae)

cebollina, ajo, puerro, cebolla, chalota

Chícharo (Fabaceae)

alfalfa, frijol, trébol, lenteja, chícharo, cacahuate, algarroba

Calabaza amarilla (Cucurbitaceae)

pepino, melón, calabaza, jícaro, calabaza amarilla

Girasol (Asteraceae)

alcachofa, endivia, alcachofa de Jerusalén, lechuga, girasol


La rotación de cultivos reduce la probabilidad de acumulación de nematodos, insectos o enfermedades en la tierra. Este método de planificación funciona bien cuando el huerto consta de tres o más canteros elevados o es lo suficientemente grande como para dividirse en tres o más lotes. La Tabla 2 muestra un plan de rotación de cultivos de cuatro años para cultivar verduras de cuatro familias de plantas en un huerto de cuatro lotes.


Tabla 2. Plan de rotación de cultivos.

Lote 1

Lote 2

Lote 3

Lote 4

Año 1

A

B

C

D

Año 2

B

C

D

A

Año 3

C

D

A

B

Año 4

D

A

B

C


Tener un plan de huerto facilita decidir qué semillas o plantas comprar, cuántas se necesitan y cuándo se necesitan. Llevar un diario de huerto con los planes de huerto anteriores es una buena manera de registrar lo que resultó y lo que no resultó. Parte de la planificación del huerto es repasar lo que resultó y lo que no resultó para evitar los errores del pasado. El diario de huerto debe contener una lista y un mapa de lo que se plantó, las fechas de siembra, las variedades y la fuente de las plantas, las temperaturas del aire y de la tierra durante la temporada de crecimiento, los resultados de los análisis de suelo, los fertilizantes y pesticidas aplicados, la cantidad de lluvia recibida, las fechas de la cosecha y las cantidades cosechadas. Adjunte fotografías de toda la temporada.

Lechuga en una maceta.

Lechuga en una maceta.

Ruth Hartnup  CC BY - 2.0

Cantero elevado.

Cantero elevado.

Shawn Banks

Huerto en canteros

Huerto en canteros.

Lucy Bradley

Verduras de temporada fría

Verduras de temporada fría

growingwildfarm  CC BY-NC-ND - 4.0

Verduras de verano.

Verduras de verano.

OakleyOriginals  CC BY - 4.0

Preparación de la tierra

Contenedores: Compre tierra para macetas o haga su propia tierra combinando partes iguales de compost, mantillo de corteza de pino triturado y vermiculita. No use tierra de jardín en huertos de contenedores.

Huertos en canteros elevados o en la tierra: Primero modifique la tierra con material orgánico (compost casero o compost certificado comprado). Luego envíe una muestra de tierra para determinar el pH y el contenido de nutrientes. El Centro de Extensión de Carolina del Norte (NC State Extension Center) de su condado puede darle un kit de análisis de suelo y recomendaciones específicas para cultivar verduras. Modifique la tierra según las recomendaciones del análisis de suelo.

Siembra

Separe las plantas según la etiqueta del paquete de semillas o de la planta. Para prevenir enfermedades, deje espacio entre las plantas para que maduren y para que el aire fluya entre ellas.

Plante las semillas a una profundidad equivalente a solo dos o tres veces la mayor dimensión de la semilla. Cubra la semilla y apisone la tierra ligeramente para que la semilla quede bien en contacto con la tierra. Para plantas en tazones o cubos de turba, retire la parte del recipiente de turba que sobresale de la tierra de la maceta y asegúrese de cubrir bien con tierra los contenedores cuando los plante en el huerto. Aclimate los trasplantes

delicados a su nuevo ambiente dejándolas a la sombra dos o tres días después de plantarlas.

El mantillo conserva la humedad de la tierra y reduce las malezas y la erosión. El mantillo debe estar compuesto de hojas trituradas, paja de pino, papel de periódico u otra materia orgánica que se descomponga y mejore la tierra.

Planee cosechar continuamente escalonando las fechas de siembra a intervalos de una a dos semanas. Por ejemplo, si va a plantar cuatro lotes de lechuga, siembre la primera semana el primer lote, la segunda semana el segundo, la tercera semana el tercero y la cuarta semana el cuarto. La Tabla 3 representa el programa de siembra y cosecha de un cantero elevado con siembras semanales de lechuga y otras verduras de estación fría. A medida que cosecha un cultivo, vuelva a plantar en el lote. Planee cultivar en cada una de las tres estaciones de crecimiento de Carolina del Norte.


Tabla 3. Plan de huerto para un cantero elevado de 4 pies por 4 pies (cada cuadro de la tabla representa un pie cuadrado de espacio).

Zanahorias

Plantar el 15 de febrero

Cosechar el 14 de mayo

Lechuga de hoja

Plantar el 1º de marzo

Cosechar el 9 de abril

Nabos

Plantar el 1º de febrero

Cosechar el 1º de abril

Espinacas

Plantar el 15 de febrero

Cosechar el 8 de mayo

Zanahorias

Plantar el 22 de febrero

Cosechar el 21 de mayo

Lechuga de hoja

Plantar el 8 de marzo

Cosechar el 16 de abril

Nabos

Plantar el 8 de febrero

Cosechar el 8 de abril.

Espinacas

Plantar el 22 de febrero

Cosechar el 14 de mayo

Zanahorias

Plantar el 1º de marzo

Cosechar el 28 de mayo

Lechuga de hoja

Plantar el 15 de marzo

Cosechar el 23 de abril

Nabos

Plantar el 15 de febrero

Cosechar el 15 de abril

Espinacas

Plantar el 1º de marzo

Cosechar el 21 de mayo

Zanahorias

Plantar el 8 de marzo

Cosechar el 4 de junio

Lechuga de hoja

Plantar el 22 de marzo

Cosechar el 30 de abril

Nabos

Plantar el 22 de febrero

Cosechar el 22 de abril

Espinacas

Plantar el 8 de marzo

Cosechar el 28 de mayo


¿Semillas o trasplantes?

Cada método de plantación tiene sus ventajas.

Semillas. Hay mayor variedad de semillas que de trasplantes, y las semillas cuestan menos. Algunas semillas se pueden sembrar directamente en el huerto. Siembre las semillas según las instrucciones del paquete. También puede cultivar sus propios trasplantes a partir de semillas. De seis a ocho semanas antes de la fecha en que se va a hacer el trasplante, siembre las semillas de acuerdo con las instrucciones del paquete en un contenedor en un ambiente interior o en una caja contra el frío, un invernadero u otra estructura protegida de cultivo. Pase gradualmente los trasplantes del ambiente protegido al huerto poniéndolos a pleno sol durante períodos cada vez más largos cada día durante una semana.

Trasplantes. Los huertos se pueden organizar más rápido y cosechar más pronto con trasplantes que con semillas. Los trasplantes comprados en un centro de horticultura, por catálogo o en línea permiten superar las limitaciones estacionales. Algunas plantas tardan tanto en madurar que aún si comenzaran a crecer en el huerto a partir de semillas incluso al comienzo de la temporada, seguirían sin estar listas para cosechar al final de la temporada (la col de Bruselas, por ejemplo). A excepción de los tomates, que se pueden plantar a una profundidad un poco mayor, los trasplantes se deben plantar en la tierra a la misma profundidad que tenían en el recipiente. Las desventajas de los trasplantes en comparación con las semillas son el mayor costo y la menor cantidad de variedades. Los cultivos de raíz (como zanahorias, rábanos y betabel) no se trasplantan bien.

Espacio entre las plantas.

Espacio entre las plantas.

Lucy Bradley

Semillas.

Semillas.

Big Stock

Trasplantes.

Trasplantes.

Big Stock

Cuidado del huerto

Si no llueve, riegue las semillas y los trasplantes nuevos diariamente hasta que se establezcan. Riegue las plantas maduras según sea necesario. La frecuencia dependerá de la lluvia y la temperatura. Determine la humedad de la tierra y observe las plantas para ver si tienen síntomas de estrés por sequía (hojas caídas por la mañana o al anochecer). La tierra del huerto debe mantenerse húmeda pero no lodosa. Conocer el tipo de tierra del huerto ayuda a determinar con qué frecuencia se debe regar. La tierra pesada con mucha arcilla debe ser regada con menos frecuencia que la tierra liviana con muchas cavidades de aire, como la tierra arenosa o la de huerto en contenedor.

Fertilice solo según sea necesario siguiendo las recomendaciones del análisis de suelo. Los cultivos de temporada larga, como el maíz y los tomates, pueden necesitar más fertilizante durante la temporada de crecimiento. Esté atento a los síntomas de deficiencia de nitrógeno y otros nutrientes (incluyendo que las hojas se vuelvan amarillas y crezcan lento). No fertilice en exceso, pues eso puede producir un crecimiento exuberante de la planta, pero disminuir la floración y el desarrollo de la fruta, y aumentar los problemas de plagas.

Ponga mantillo para mantener la humedad y controlar las malezas. Una o dos pulgadas de mantillo sin malezas (hojas trituradas, recortes de césped [sin semilla], paja de trigo y mantillo de corteza de pino) o de cinco a seis capas de papel de periódico deben bastar para controlar las malezas y mantener la tierra húmeda.

Extienda la temporada de crecimiento protegiendo los cultivos contra el frío y el calor extremos. Ponga mantillo para moderar las temperaturas de la tierra. Marcos cubiertos con tela contra el sol, les dan sombra a las plantas sensibles al calor. Marcos cubiertos con tela contra el frío, las protegen durante las temperaturas bajo cero.

Un cantero de lechuga en marco contra el frío.

Un cantero de lechuga en marco contra el frío.

Shawn Banks

Control de plagas y enfermedades

Las plantas estresadas atraen plagas; por lo tanto, mantenga las plantas felices y sanas con sol, agua y fertilizante adecuados.

Incluya en su huerto plantas con flores que favorezcan a los insectos beneficiosos para controlar las plagas y ayudar a la polinización.

Lea las etiquetas cuidadosamente para seleccionar semillas o plantas resistentes a enfermedades y plagas. Por ejemplo, las etiquetas de semillas y plantas de tomate que dicen VFN indican que la variedad es resistente al verticillium, al fusarium y a los nematodos. Escoja trasplantes sanos y sin insectos o enfermedades.

Riegue la tierra alrededor de la raíz, no las hojas. Las mangueras de remojo y el riego de goteo reducen el agua estancada en el follaje, que conduce a enfermedades foliares. Evite las salpicaduras de tierra y las enfermedades que esto pueda conllevar.

Explore el huerto: Examine las plantas, incluso las hojas por debajo, con frecuencia para ver si están dañadas o enfermas e intervenir a tiempo. Revise el huerto de noche, que es cuando salen las babosas y los caracoles. Muchas orugas son del mismo color que la hoja, así que fíjese bien para ver si hay plagas o residuos que deja la plaga después de comer partes de la planta. Aprenda a distinguir las plagas dañinas de los insectos beneficiosos, tales como los polinizadores como las abejas que ayudan a formar la fruta, los depredadores como las mariquitas que comen plagas, y los parásitos como las avispas pequeñas, que ponen huevos en las plagas.

Retire las plantas muertas y enfermas y deséchelas en la basura. Retire las malas hierbas antes de que florezcan. ¡No deje que la maleza dé semilla!

Practique la rotación de cultivos. Las plagas y enfermedades pueden acumularse en la tierra cerca de las plantas hospederas. Reduzca los problemas de plagas y enfermedades cada año rotando los lugares en que se siembran las verduras anuales.

Infórmese sobre el crecimiento de las plantas. Sepa lo que es normal y lo que podría convertirse en problema. Las plantas específicas son vulnerables a plagas específicas. Por ejemplo, la calabaza amarilla a menudo es atacada por barrenadores de vid. El brócoli, la berza y los repollos son atacados por el gusano medidor del repollo. Y los melones son propensos al ataque de hongos y otras enfermedades. Al horticultor que conoce las plagas y enfermedades más probables de cada cultivo le será fácil prevenir problemas o intervenir rápidamente si surgen.

Use la estrategia de control de plagas menos tóxica disponible. Cuando use pesticidas, sea amable con las abejas: no fumigue las plantas mientras están floreciendo y fumigue solo al final de la tarde.

Manténgase al tanto de los problemas visitando el huerto todos los días o cada dos días. Quite las malas hierbas, los insectos dañinos y las plantas enfermas apenas se presenten y antes de que el problema se propague.

Riego de goteo.

Riego de goteo.

Big Stock

Búsqueda de problemas causados por insectos y enfermedades.

Búsqueda de problemas causados por insectos y enfermedades.

Shawn Banks

¿Cuándo cosechar?

Las plantas producen frutas y semillas para reproducirse. Una vez que produce fruta madura, la planta deja de dedicar energía a la reproducción. (La planta deja de producir flores y frutas). Sin embargo, si se quita la fruta antes de que madure completamente, la planta volverá a intentarlo y producirá más fruta. Muchas plantas producen fruta tan rápido que es necesario cosecharlas cada dos días. Entre estas se encuentran la okra, los ejotes, los guisantes, los pepinos, la calabaza de verano y los tomates. Las visitas diarias al huerto aseguran que las verduras se recojan en el punto máximo de perfección y que no maduren demasiado ni se dañen en la planta atrayendo insectos o animales carroñeros.

Busque señales de que animales han estado en el huerto (tales como huellas y excremento) pues los animales pueden presentar un riesgo para la salud al albergar parásitos y organismos patógenos. Deseche las frutas y verduras que puedan haber estado en contacto con los animales y sus heces.

Cuanto más fácil sea ver el huerto y entrar en el huerto, más probable es que se visite con regularidad.

Cosecha de lechuga

Cosecha de lechuga

Big Stock

Agradecimientos

Los autores desean expresar su agradecimiento a Chris Gunter, Nicole Sánchez, Debra Ireland, Issac Lewis y Barbara Scott por su ayuda en la preparación de esta publicación.

Esta publicación se basa en parte en un trabajo previo preparado por Larry Bass, especialista en horticultura de consumo, jubilado:

Bass, L. 1999. Vegetable Gardening-Quick Reference Guide (AG-12). Horticultural Information Leaflet 8103. Raleigh: NC State University.

Authors

Extension Urban Horticulture Specialist
Horticultural Science
County Extension Director

Publication date: Oct. 9, 2018
AG-12S

There is an alternate English language version of this document here: Vegetable Gardening: A Beginner's Guide

North Carolina State University and North Carolina A&T State University commit themselves to positive action to secure equal opportunity regardless of race, color, creed, national origin, religion, sex, age, veteran status or disability. In addition, the two Universities welcome all persons without regard to sexual orientation.